Pocho Lavezzi: “Venía zarpado, no quedó otra que venir a internarme” | “Los medios son una mier…”

Ezequiel “Pocho” Lavezzi ha reafirmado su decisión de someterse a tratamiento psiquiátrico, según declaraciones reveladas en el programa Socios del Espectáculo. En estas declaraciones, el exjugador de la Selección Argentina expresó su frustración por las noticias falsas que circularon en los medios, como la afirmación de que se había apuñalado en Punta del Este y luego la acusación de una supuesta sobredosis.

Lavezzi manifestó su intento previo de abordar sus problemas de manera independiente en su casa de Pilar, pero reconoció que no pudo lograrlo. Haciendo hincapié en el problema del alcohol, admitió que su situación estaba fuera de control y que la internación era la única opción restante.

“Los medios son una mier… Dijeron que (yo) me había apuñalado en Punta del Este y después lo de la sobredosis”, se habría quejado el crack.

“Igual, venía zarpado. No quedó otra que venir a internarme. Intenté limpiarme solo en la casa de Pilar y no pude”, continuó el Pocho según recreó el periodista Matías Vázquez.

El Pocho destacó a su hijo Tomás como el principal impulsor de su proceso de recuperación, afirmando que, a pesar de las dificultades, está comprometido en reorientar su vida y hábitos por el bienestar de su hijo.

En cuanto al tratamiento de rehabilitación, se informó que Lavezzi debe permanecer aislado en la clínica Dharma de Boedo durante 20 días sin recibir visitas. En algunos momentos, se le permite el uso de su teléfono celular para distraer su mente.

A pesar de la intervención crucial de su hijo Tomás, los hermanos de Lavezzi, Valeria y Diego, se presentan como pilares fundamentales en su proceso de recuperación.

También puede gustarle...