Video | No lograron abrir una botella de vino, así que solicitaron la asistencia de un vecino, y la situación se volvió viral

Un grupo de amigas se encontró con un dilema inesperado mientras disfrutaba de una cena de pastas en el departamento de una de ellas: la imposibilidad de abrir una botella de vino. La situación se tornó cómica cuando dos de las chicas luchaban con el sacacorcho mientras una tercera expresaba su frustración al notar que el corcho se había caído dentro de la botella. Ante la perspectiva de perder la posibilidad de acompañar su comida con vino, una de las amigas propuso recurrir a la ayuda de un vecino.

Con la botella en mano, se dirigieron al departamento de un hombre que vivía unas escaleras más abajo. El vecino, con amabilidad, se prestó a ayudar y logró abrir la botella sin dificultad. La divertida escena fue registrada en un video que posteriormente se volvió viral en la plataforma X (Twitter).

El video inmortaliza el momento en que las cuatro amigas brindan y celebran el éxito de abrir la botella, disfrutando luego de un plato de fideos caseros con salsa blanca. Con expresiones de alivio y risas, las protagonistas comparten un brindis, deseándose “salud, dinero y amor”.

En un contexto diferente, otra historia destaca la creatividad y economía de una joven llamada Milena, quien, consciente de la inflación y la falta de tiempo para cocinar en enero, decidió resolver sus almuerzos de manera sencilla y económica. A través de su cuenta en TikTok, donde comparte consejos de nutrición vegana, Milena detalla cómo adquirió 31 cajas de legumbres por $12.400 y cuatro kilos de tomates cherry por $2.500, totalizando un gasto de $15.000 para alimentarse durante todo el mes.

La joven explica que eligió esta opción debido a la carga laboral intensa que enfrentará en enero y la falta de tiempo para cocinar. Aunque reconoce que podría haber optado por comprar ingredientes más económicos para cocinar, Milena priorizó la simplicidad y la conveniencia en su elección alimenticia para el mes.

También puede gustarle...